miércoles, 13 de diciembre de 2017

Fe de etarras

Es la linea de Pagafantas o los apellidos de la region que sean, el divertido Borja Cobeaga, aborda el tema de la infraestructura de ETA, con el extraño equilibrio, entre la broma jocosa (basca) y el drama profundo. Cuenta para el o con un Camara que puede con lo que le echen y un Karra que pone siempre el guion sobre los railes que tocan, con un segundo guionista importante. Que y como comen, como pasan sus dias muertos, como esperan las llamadas, como "parecen" vecinos normales, nos es contado con una media sonrisa rota no exenta de documentacion, critica, pena y respeto o curiosidad. Es el verano de 2010 y la selección española de fútbol avanza con paso firme hacia la consecución del Mundial. En un país en plena ebullición de patriotismo deportivo, un comando de ETA formado por una pareja que antepone la lucha armada a su compromiso, un veterano riojano que desea demostrar que no es un cobarde y un solitario manchego, viven en un piso de algún lugar de la Península. Mientras esperan una llamada que nunca llega para pasar a la acción, intentarán camuflarse entre las banderas. La segunda película española producida bajo el sello Netflix da el salto a la gran pantalla. Fe de etarras, el proyecto perseguido durante años por Borja Cobeaga (Negociador) se convierte por fin en realidad en esta comedia negra protagonizada por un peculiar comando de ETA que, a la espera de órdenes de la cúpula, compartirá piso en los días del fervor patriótico provocado por el éxito de la selección española en el Mundial de Sudáfrica. La cinta de Cobeaga y su co guionista habitual Diego San José convierte, a través del humor absurdo y, a la vez, inteligente, a este grupo de terroristas en una especie de familia disfuncional que empezará a cuestionarse todo en lo que cree cuando la lucha armada choque con intereses más personales. El ganador del Goya Javier Cámara (Es por tu bien), Julián López (Perdiendo el norte), Miren Ibarguren (Una hora más en Canarias) y Gorka Otxoa (Los miércoles no existen) lideran el reparto de este film de desternillantes gags y agudos diálogos que esconden una crítica a los radicalismos y que también cuenta con Ramón Barea (El guardián invisible) y Luis Bermejo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal